Cuando llegamos a la adolescencia se completa la mayor parte de nuestro crecimiento físico, precisamente en ese punto alcanzamos nuestro nivel máximo de estatura y peso, nuestro cuerpo llega a su plenitud y se prepara para el siguiente paso, tener hijos.

 

Sin embargo, en ese momento todos estamos buscando algo todo el tiempo, la independencia, y hacemos hasta lo imposible para sentirnos de esta forma, incluso cometer los peores errores de la vida.

Desgraciadamente cuando atravesamos la adolescencia pensamos en el mundo de manera concreta: Todo es bueno o malo, maravilloso o terrible, nunca nos ponemos a pensar en los términos medios, así como nunca pensamos en las consecuencias de nuestros errores y los problemas que estos pueden traer a nuestra vida. Algo que se nos olvida es que durante la adolescencia la mayoría seguimos viviendo en la casa de nuestros padres, entonces debemos acatar sus reglas y obedecerlos en todo momento.

Dania, la joven de la que te hablaremos hoy, intentó “escaparse a tener sexo” en la noche con su novio, pero cometió la torpeza de enviarle estos mensajes por error a su padre. El decidió que era buena idea castigarla, además nos envió la conversación para que su hija y todas las jóvenes que vean esta nota aprendan la lección.

A continuación los dejamos con la conversación, no sin antes agradecerles que nos sigan enviando sus historias que son muy valiosas para nosotros, el correo es

La imaginación de este papá voló, al igual que su furia…

Y a la final no sólo se quedó sin celular, sino también sin la famosa fiesta de 15 años que esperaba con tanto anhelo…

¡Qué mala suerte! Pero seguro que Dania aprendió una buena lección: cuando se vive con los papás, hay que sí o sí, seguir las reglas.

ref: badabun.co