11 Cosas que sólo son posibles en la familia real británica

Toda la familia real británica pasa mucho tiempo en público: viajan mucho, participan en todo tipo de eventos sociales, reciben a los representantes de otros países. Sin embargo, a pesar de que son bastante abiertos, aún guardan muchos secretos interesantes.
En Genial.guru decidimos buscar respuestas a los enigmas más misteriosos de la familia real.
11. No pueden jugar “Monopolio”

© kensingtonroyal
En 2008, Andrew, el duque de York, comentó que a los miembros de la familia real no se les permite jugar al “Monopolio”. Esto es porque todo el mundo se apasiona rápidamente con el juego y la competencia se vuelve demasiado dura.
10. La reina Isabel Il prefiere ropa de colores intensos

© EAST NEWS © EAST NEWS © EAST NEWS © EAST NEWS © EAST NEWS
En la ropa, la reina Isabel II prefiere el estilo conservador, pero sólo en parte. Porque muchas veces aparece en público con colores fuertes: fucsia, amarillo limón, azúl intenso.
“No puedo ponerme ropa de color beige, porque así nadie entendería quién soy”, dijo en una ocasión la reina a uno de sus empleados. Sus preferencias de color no sólo se explican con sus gustos extravagantes, sino que también la hacen más visible en la multitud.
9. La reina celebra su cumpleaños dos veces

© EAST NEWS
La reina tiene 2 cumpleaños. Uno de ellos es oficial y varía dependiendo del país de la Mancomunidad de Naciones. Y el segundo, 21 de abril, el día en que nació en 1926. En realidad, la reina prefiere celebrar su cumpleaños en un círculo familiar cercano. Y la celebración oficial se celebra tradicionalmente en todo el país con un desfile y fiestas populares.
8. No se permite tocar a los miembros de la familia real

© kensingtonroyal © EAST NEWS
A pesar de que es un dato bien conocido, en la vida real muchas veces esta regla se infringe. Suele suceder durante los encuentros con famosos y otros personajes célebres.
7. Los miembros de la familia real están obligados a aceptar absolutamente todos los regalos

© EAST NEWS
La etiqueta obliga a los miembros de la familia real a aceptar cualquier regalo, ofrecido por cualquier persona, con amabilidad sincera. El destino posterior de los obsequios es decidido por la reina, ya que todos los regalos le pertenecen a la monarquía.
6. Isabel II establece el ambiente para los eventos

© EAST NEWS
Si tienes la suerte de cenar con la reina, debes saber que tan pronto como ella termine su platillo, todo el mundo también tendrá que poner a un lado sus cubiertos y dejar de comer. Esta regla también se aplica para los miembros de la familia real.
5. La reina puede viajar sin pasaporte

© EAST NEWS © depositphotos
Para ir al extranjero, Isabel II no necesita presentar un pasaporte, porque el pasaporte británico se emite en el nombre de Su Majestad. Basta con que presente una moneda o un billete con su imagen, pero en la vida real, ni siquiera esto se requiere. Cabe señalar que esta excepción no se aplica a otros miembros de la familia real.
4. La familia real tiene fuentes de ingreso propias

© commons.wikimedia © commons.wikimedia
La familia real no vive únicamente a expensas del estado. Tiene varias fuentes de ingreso:
La mayor parte de los fondos provienen del Ducado de Lancaster. Esto incluye bienes raíces comerciales, agrícolas y residenciales. Los ingresos del Ducado de Lancaster van directamente a la Tesorería, que asigna le los fondos a la reina para los gastos que no son cubiertos por la concesión soberana. La reina también posee inmuebles personales, incluyendo el palacio de Sandringham en Norfolk, el castillo de Balmoral en Aberdeenshire y otras mansiones más pequeñas.
La reina tiene su parte en la organización “Propiedad de la Corona” que administra bienes raíces en Gran Bretaña y otros activos de la monarquía, transferidos en 1760. Por ley, todo el producto de la Propiedad de la Corona va a la Tesorería, y el 15 por ciento se le paga a la reina.
A la reina también le pertenece una colección personal de joyas, una colección de estampillas postales, autos, caballos, colecciones de arte y la herencia de la Reina Madre.
3. Isabel II maneja sin licencia ni placas

© EAST NEWS
La reina es la única persona en toda Gran Bretaña que tiene este derecho. Durante la Segunda Guerra Mundial, ella fue mecánica de una ambulancia. Desde entonces ella viaja sin identificación alguna. Los testigos que vieron a la reina al volante, dicen que Isabel II ni siquiera abroca su cinturón de seguridad. No está atada.
2. Los miembros de la familia real británica deben pedirle permiso a la reina para casarse

© EAST NEWS
Según la última ley de la herencia de la corona, las primeras seis personas menores de 25 añosen fila para ocupar el trono deben pedirle permiso a la reina para casarse. Si está en contra, la boda se cancela.
1. Al casarte con un miembro de la familia real, nunca te sentarás en el trono

© EAST NEWS
Esta regla también se aplica a la propia reina. Su marido, el príncipe Philippe, tiene el título de rey consorte, hecho que no le da el derecho de convertirse en rey. Lo que pasa es que es griego, por lo cual no puede reclamar el trono. La misma situación pasaría con el príncipe William: si llega a ser rey, la duquesa de Cambridge, Kate, cambiará su título por el de reina consorte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *